Consejos para superar el síndrome postvacacional

Las vacaciones llegan a su fin y volvemos a la rutina y la vuelta al cole. Notamos ya el síndrome postvacacional: pasamos del relax y el buen humor al estrés y la irritabilidad. Hoy vamos a ayudarte a hacerle frente a esta situación.

El síndrome postvacacional no solo afecta a adultos, no. Los más pequeños también lo pueden llegar a sufrir. Salir de un estado de tranquilidad constante, sin preocupaciones y sin mucho que hacer, puede ser incluso traumático para algunas personas.

Ese pequeño bache que sufrimos al final del verano es inevitable, pero se puede hacer más llevadero poniendo en práctica estos consejos que vamos a darte a continuación:

  • Poco a poco

Es ideal que te incorpores a tu puesto de trabajo a mitad de semana, de esta manera los días no pasarán tan lentos y tendrás un descanso muy próximo. Como un tanteo del terreno. Te vendrá muy bien para ir adaptándote a la rutina de nuevo.

  • Programa tu vuelta

Piensa con tiempo en qué días volverás a incorporarte a tu vida laboral. Hacerlo de golpe será más costoso y difícil de digerir. Mentalízate con tiempo y organiza tu vuelta con tranquilidad.

  • No te despidas de las actividades de verano todavía

Como los días siguen siendo largos y todavía estamos en verano, sigue realizando las mismas actividades que hacías durante tus vacaciones. Planea alguna excursión, aprovecha el buen tiempo y los días largos, haz deporte… el entretenimiento y las actividades al aire libre son un remedio muy efectivo para el síndrome postvacacional.

  • Controla tus horas de sueño

Es normal que durante los días de verano nuestras horas de sueño se vean alteradas. Esto tiene que cambiar con la vuelta a la rutina. Intenta volver a tu horario de descanso normal, 7 u 8 horas de sueño son las adecuadas para poder hacer frente a todas nuestras actividades durante el día.

  • Dale un tiempo al alcohol y la cafeína

El alcohol puede hacerte caer más en la desgana y la desconcentración, pues es un depresor del sistema nervioso central. La cafeína puede hacerte sentir más estresado/a y con ansiedad. Es mejor que evites caer en estas dos sensaciones durante un tiempo para poder con todo lo que se nos vuelve a presentar con la vuelta al cole y la rutina.

Todo es cuestión de tiempo y de tener paciencia. Ha pasado la época de verano y pero llegan otras cargadas de buenos momentos. Hay que disfrutarlas todas por igual. ¡Feliz vuelta a la rutina!