El menú más terrorífico para Halloween

La noche más terrorífica del año está a la vuelta de la esquina y la fiesta que este año estás preparando con tus hijos promete: ya tenéis el tema de la fiesta, la decoración, los disfraces, el maquillaje… Pero ¿Sabes que os falta para que este año los peques se queden impresionados? ¡Un menú de miedo! Sí, sí, como lees, no hay nada mejor que unos platos suculentos que cautiven a tus invitados ¡Les van a encantar! No te preocupes, te ayudamos a preparar los platos más espeluznantes y terroríficos que hayas visto alguna vez ¡Te damos las pociones mágicas… Bueno, las recetas!

 Dedos de bruja (De galleta)

Tranquila, no vas a necesitar ir al súper a comprar diez brujas para que te salga una buena ración de dedos terroríficos, solo tendrás que conseguir los ingredientes que te indicamos a continuación para elaborarlos tú misma. Esta receta es muy fácil de preparar y el resultado os va a encantar. El único pero que le encontramos… Es que no sabemos es ¡Si tus invitados serán capaces de comérselos! Si crees que sí, toma nota:

Ingredientes

  • 1 huevo grande
  • 60 gr de azúcar
  • 100gr de mantequilla (A temperatura ambiente)
  • 250 gr de harina
  • Esencia de vainilla líquida (Unas 4 o 5 gotas)
  • Sal

-Para decorar-

  • 25 Almendras tostadas
  • Mermelada de fresa (Para la decoración)
  • 1 huevo pequeño

Sorprenderás a todos con esta receta. Imagen: Blog almaltiempobuenatapa

 Preparación

– Tamizar la harina con un colador para que nuestra masa quede suave (Aunque la piel de las brujas sea de todo menos suave…) Reservamos mientras preparamos la mezcla.

– En un bol, mezclamos el azúcar y la mantequilla (Que tiene que estar a temperatura ambiente para poder trabajar con ella). Cuando hayamos conseguido removido bien, añadimos el resto de ingredientes y mezclamos hasta conseguir una masa homogénea. Lo tapamos y lo metemos en la nevera durante  una hora aproximadamente.

– Una vez que haya pasado este tiempo, ¡Toca formar los dedos!  Para ello, coge porciones no muy grandes de masa y haz una especie de dedo que tenga una parte más ancha (Que será donde se ha cortado) y la otra más fina donde luego incrustaremos la uña. Precalentar el horno a 180º mientras terminamos de preparar las galletas.

– Cuando ya tengamos las formas de los dedos  hechas, pon un poco de mermelada de fresa en el borde más fino e incrusta la almendra con el pico hacia fuera, para simular una uña. (Pon bastante mermelada para que sobresalga por los lados y de un aspecto más sangriento). Bate el huevo pequeño que habíamos reservado, y pincela la superficie de la galleta para que quede más brillante cuando esté horneado. Con un cuchillo, puedes hacer las separaciones de las falanges y las arrugas típicas de los dedos.

– Ponemos los dedos en una bandeja de horno (Pon una hoja de papel de horno debajo de las galletas para que no se peguen) y horneamos durante 10 minutos. Cuando haya pasado este tiempo, subimos la bandeja para que se doren por arriba y dejamos unos 5 minutos más para que termine de hacerse.

– Cuando nuestros terroríficos dedos estén horneados y fríos, podemos ponerles más mermelada en la base para que parezcan recién cortados y colocarlos todos en una bandeja listos para servir.

¿Qué te parece el resultado? Increíble ¿No?

 Coctel de ojos (Sin alcohol)

Unos buenos dedos de bruja no saben igual si no los acompañamos de una rica bebida como es el coctel que te traemos para esta “bonita” noche. Te avisamos de que el aspecto no te va a gustar mucho… ¡Pero está riquísimo!

Ingredientes

  • Hojas de menta
  • 80 gr de Azúcar
  • 4 Kiwis
  • Mermelada de fresa
  • 250 ml Agua
  • Hielos (Si son picados mejor)

Preparación

– En un cazo, pon el azúcar y pon la media taza de agua. Remueve hasta que empiece a hervir y el azúcar se disuelva. Cuando tenga aspecto de jarabe, apaga el fuego y cuando esté frio mételo en la nevera. Cuando el almíbar esté frío, incorporamos nuestro caramelo, junto a los kiwis y la menta, y batimos hasta que forme una mezcla homogénea. Una vez hecha esta mezcla, pasamos todo por un colador para que el coctel de ojos no tenga ningún grumo o pepita. Lo mezclamos con el agua y dejamos enfriar en la nevera.

– En el momento de presentar, puedes elegir distintas decoraciones. Nuestras preferidas son manchar el borde de la copa con mermelada de fresa como si fuera sangre que va cayendo hacia abajo o pintar el borde de la copa con azúcar pintado de colorante rojo con sirope de fresa en el fondo de la copa.

-Además puedes añadir dos chuches de ojos pinchados en un palito de coctel para que el efecto sea mucho más macabro. ¡Nos encanta! (Imagen: Blog recetín)

Las recetas de Halloween para niños son sencillas y perfectas para una noche de terror.

 

 Momias crujientes

No, no nos hemos vuelto locos, aunque lo parezca. Como te hemos dicho al principio, este año tu fiesta no va a pasar desapercibida, entre otras cosas, por esta facilísima receta que solo te tomará unos minutos y que dejará a todos con la boca abierta (Para comérselo).

mummydogssarahjames

Imagen: Taringa

Ingredientes

  • Un paquete de salchichas cocidas
  • Una lámina de masa quebrada
  • Mayonesa
  • Sucedáneo de Caviar

Preparación

– Cortamos las salchichas por la mitad para que podamos trabajar bien con ellas. La masa quebrada tenemos que trabajarla a temperatura ambiente, por lo que si la has comprado congelada, tendrás que esperar a que puedas trabajar con ella. Una vez que puedas jugar con ella, hay que hacer tiras finas y largas con el cuchillo para envolver la salchicha. El tamaño no importa, ya que cada una quedará de una forma.

– Cuando tengamos todas, enrollamos poco a poco las salchichas, con cuidado, dejando una pequeña apertura que será la cara de nuestra momia.

– Precalentamos el horno a 200º, y cuando esté listo, metemos las momias en el horno hasta que empiece a dorarse la masa (El tiempo dependerá del grosor de la capa y el tamaño)

– Ahora viene lo más complicado. Con ayuda de un cuchillo con punta fina y una cuchara, vamos a hacer los ojos de las momias con puntitos de mayonesa. Cuando los tengamos, ponemos encima una bolita de sucedáneo de caviar para que dé un aspecto más real y quede bien pegado.

– Cuando tengamos todos listos, podemos presentarlas en un plato alargado o una esterilla de bambú (las que se usan para hacer sushi) para que parezca una fosa con momias.


 Estas son solo algunas de las recetas con las que puedes sorprender a tus invitados en Halloween, tan solo tienes que trabajar un poco la imaginación para conseguir platos originales y que sorprenderán a todos. Y si la cocina no es lo tuyo pero quieres hacer estos platos, puedes conseguir un cocinero a domicilio que tenga todo preparado para esa noche tan especial y tú solo tengas que preocuparte por pasártelo de miedo y disfrutar de los platos… ¿Te atreverá sa probarlos todos?