Bebés y peros

Bebés y perros: Un nuevo miembro en la familia

¡Ya no queda nada para que nazca tu bebé! En casa ya lo tienes todo preparado: su habitación, sus juguetes, su cunita… Está todo listo. Pero aun así, tu  casa ya tiene un protagonista, quien se lleva siempre toda la atención, quien duerme con vosotros en la cama… ¿Ya sabes no? Sí, tu perro. Y ahora toca afrontar una nueva situación para todos con la llegada de un nuevo protagonista del que tu mascota puede llegar a tener celos si no tratas la situación como debes. Hoy te damos las claves para que la adaptación sea lo más sencilla posible y nadie quede en segundo plano. Bebés y perros…  ¡Qué te vamos a contar!

Está claro que un hijo es, y será, lo más importante para nosotras por encima de nada ni nadie, pero hace un tiempo, tomasteis la decisión de tener una mascota que, desde el minuto uno, os ha dado todo su agradecimiento y cariño. Por eso, es importante mantener sus cuidados y atención aunque toda vuestra atención, lógicamente, será para el niño. Tranquila, nos ha pasado a más de una, y por eso queremos que esta nueva etapa para tu familia, sea lo más sencilla y agradable posible. ¡Todos a leer los consejos de cómo tener un perro en casa!

1. Lo más importante es que tu perro esté integrado en todo el proceso. No lo dejéis de lado y enseñadle la habitación del bebé, que se familiarice con sus juguetes, la cuna… El objetivo es que sienta que es uno más, porque lo es.

2. Cuando el nuevo miembro de la familia llegue a casa, los horarios cambiarán para todos, por eso es importante que lo acostumbréis, unos meses antes, a un horario realista que no cambiará cuando el bebé tome el control de la atención de todos.

3. Otro aspecto que tienes que tener en cuenta que tu mascota está acostumbrada a tenerte todo el día para él, para jugar, para salir, para volver a jugar… Como ahora el tiempo se va a reducir bastante, es muy bueno que dediques cada día 20 o 30 minutos solo para su atención y para que se sienta protagonista también.  Si tienes problemas de organización y de tiempo, puedes conseguir un cuidador de mascotas que se encargue de sus cuidados básicos.

bebé y perro familiafacil

Los niños y los perros suelen tener muy buena conexión y desde pequeños pueden aprender mucho con ellos.

4. Cuando preparéis la habitación podéis dejar que él entre y salga, que esté con vosotros y que vea que es una habitación más de la casa, que huela sus cosas para que no se sienta extraño. Así no tendrá curiosidad cuando no paréis de entrar y salir con el bebé.

5. Es normal que alguna vez coja ‘sin querer’ algún objeto del niño, no lo regañéis, con un ‘Mal’ o ‘No’ es suficiente. Es algo nuevo para él y también quiere llamar vuestra atención.

6. Cuando llegues con el bebé, tu perro te habrá echado mucho de menos, y estará ansioso por saludarte. Deja al bebé un momento, y dedícale un saludo como él se merece. Cuando esté más tranquilo, podrás empezar con las presentaciones.

7. Una vez que se conozcan, es bueno que cuando el niño sea algo más mayor, empiecen a    jugar juntos, que lo pasee, lo peine… A través de una mascota los niños pueden aprender  muchos valores.

Por si todavía no te has quedado convencida… ¡Las estadísticas están a favor de los perros! Según los estudios realizados, la mayor parte de las mascotas aceptan la llegada de un nuevo miembro de la familia sin problemas, solo necesitan su periodo de adaptación, como todos. Así que… ¡Bienvenido!