Halloween familiafacil

Una colorista calabaza para celebrar «Halloween»

¿Qué mejor manera que sumergirse en el espíritu de Halloween, que decorando  unas calabazas  con mucho color y dándoles forma  para que sean unos estupendos farolillos  en esa terrorífica noche?

A los niños les encanta disfrutar y divertirse con la pintura. Así que, desde familiafacil,  os proponemos, unas terroríficas y vistosas calabazas de Halloween.

Prepara unos buenos mandilones para que no estropeen su ropa, y disponte a pintar en un lugar abierto como en el jardín o en la terraza.  Puede ser perjudicial para ellos inhalar la pintura en un lugar cerrado.

Si dispones de ayuda en tu casa,  informa a la empleada del hogar, de las manchas de pintura de los mandilones, para que la limpieza de los mismos sea más eficiente.

Recuerda que esta actividad tiene que ser supervisada, siempre por un adulto ( abuelos, padres, niñeras etc… )

Necesitamos:

  1. Una calabaza (Variedad Violina)
  2. Un bote de pintura en «spray» ( amarillo, blanco o negro).
  3. Temperas en tubo, de distintos colores
  4. Un cuchillo
  5. Una cuchara grande
  6. Un cuter
  7. Un lápiz
  8. Una vela

En primer lugar, limpiamos las calabazas muy muy bien con un trapo húmedo y luego con uno seco.

Colócadlas sobre papel de periódico o cartón y sepáradlas de cualquier objeto que pueda ser pintado con el «spray»…¡sólo queremos pintar las calabazas¡.

Ayuda a tus hijos a que pulvericen la calabaza, desde una distancia de unos 50 cm. Esperad unos minutos a que se sequen.

Tras el pintado con «spray», toca esparcir la pintura sobre la calabaza.

Coged los tubos de temperas y derramad la pintura sobre el tallo de la calabaza. Cada uno que pruebe con sus colores favoritos. La pintura se va hacia abajo, y no se extiende a lo largo de toda la superficie.

¡ Alternando varios colores, quedará más vistoso ¡.

¡¡ Ya están pintadas!!

Halloween

Tras un tiempo prudencial, para que se seque la pintura, ahora queda el darles forma.

 

Para vaciar y decorar la calabaza  tenemos que cortar la tapa superior con mucho cuidado con un cuchillo afilado. Vaciaremos la calabaza, con ayuda del cuchillo, dejando dos centímetros de margen para que la corteza resulte sólida y no se resquebraje. Utilizaremos una  cuchara para ir vaciando la carne. ( En nuestro próximo post os enseñaremos a hacer una tarta de calabaza con esta carne).

Ahora necesitamos poner cara a nuestra terrorífica calabaza. Dibujad los ojos, nariz, y boca y dadles forma con ayuda de un buen cúter.

Ya tenemos la calabaza preparada .Sólo nos queda poner una vela encendida dentro y taparla.

¡¡ Quedará terrorífica !!