Afronta el “Síndrome post- vacacional”

Se acaban las vacaciones… llego el momento de ir dejando la playa para llegar a casa y empezar a trabajar de nuevo puede traernos consecuencias…. La maleta llena de ropa sucia, los niños todavía sin cole, y tu humor por los suelos porque mañana empiezas otra vez con la rutina ¡Creo que he caído en la depresión postvacacional!

Lo primero que tenemos que hacer es pensar en positivo ¡Tenemos muchos días festivos para desconectar y el fin de semana está a la vuelta de la esquina! Busca el lado positivo de volver a la rutina: Podrás cuidarte más al tener los horarios fijos y así perder los kilos que has cogido en las vacaciones, volver a ver a los amigos del trabajo y por qué no, analizar qué cosas no van también e intentar cambiarlo para mejorar tu autoestima y el ambiente de trabajo.

No te preocupes, no eres la única ¿Sabías que un 65% de los trabajadores sufre el síndrome de depresión post-vacacional? Así que tranquila, porque es algo normal y tiene solución.

Relájate y sigue estos consejos que te harán ver la vuelta a la oficina de otro color ¡Ánimo!

El 65% de los trabajadores sufren depresión post vacacional. Tú puedes evitarlo.

  1. Detecta los síntomas

Cuando tenemos que volver “a la normalidad” solo pensamos ¡Tierra trágame! No desesperes si te sientes irritable, triste, decaída e incluso tienes ansiedad o insomnio, son los síntomas más comunes de que tu mente sigue pensando en playa y mojitos. Si además, no estás del todo contenta en tu ambiente de trabajo, estos síntomas pueden darse en mayor medida.

Lo más importante es que no te agobies, y menos si aún no ha llegado el día de volver al trabajo (Aunque sea mañana o dentro de 4 días), ya que desaprovecharás el tiempo que te queda libre para disfrutar con lo que más te guste.

  1. Mentalízate

Sabes que no tienes opción, tienes que volver al trabajo sí o sí ¿Por qué no volver con el mejor humor posible? Parece difícil, pero lo conseguiremos. Septiembre es un mes complicado porque los niños no vuelven al cole hasta mediados de mes, la canguro no vuelve, hay que volver a ordenar los horarios familiares… Un sinfín de tareas que hay que hacer, pero…Poco a poco. ¿La buena noticia? Puedes encontrar una canguro para tus hijos entre Tweet y tweet con familiafacil, ¡Sin moverte de casa! Con esta tarea solucionada, establece tareas diarias que puedas ir cumpliendo sin estresarte (Cuando tengas a la canguro puedes pedirle que te eche una mano).

  1. Planta cara al primer día de trabajo

Ha llegado el día. Tienes que ir a trabajar. ¿Sí? Pues lo primero… Lucir el colorcito que has cogido en la playa estas vacaciones, una gran sonrisa… Y tranquilidad. Sobre todo, calma. Es el primer día después de mucho tiempo, no intentes hacer todo el trabajo de golpe porque solo conseguirás aumentar el estrés y hacer las cosas mal. Aprovecha para ponerte al día, organízate la semana y aprovecha los descansos para hablar con los compañeros ¡Seguro que la jornada se hace más amena!

  1. ¡Dile adiós al estrés y al mal humor y a la depresión post vacacional!

Cuando vayan pasando los días vas a ver cómo los síntomas desaparecen y todo vuelve a la normalidad. Para acelerar el proceso:

-Haz deporte con tu familia (running, bici, aerobic, aquagym…) Hay cientos de posibilidades y alguna seguro que encaja contigo. Enseña a tus hijos los valores del deporte.

– Tómate un smoothie. ¿No conoces el truco de las celebrities? Siempre que salen de casa se llevan su zumo para relajarse. ¡Prueba distintos sabores!

– Valórate. Cada día que llegues a casa, haz balance de los objetivos que has cumplido en el trabajo y lo que has conseguido. Si el día no ha ido bien, puedes plantear cómo solucionar algunos problemas.

 

¡Ánimo! Pon en práctica desde ya estos consejos y verás cómo en pocos días consigues reengancharte a la rutina de trabajo y tu humor mejora día a día ¡Lo conseguirás!