¿Embarazada en verano?

Con el aumento de las temperaturas, el embarazo puede resultarnos especialmente agotador durante estos meses de verano

¿Qué podemos hacer para sobrellevar el embarazo y disfrutar de él a pesar del calor?

  1. Hidrátate

La hidratación es fundamental, especialmente en estos días en los que las temperaturas alcanzan casi los 40ºC. Las mejores opciones son el agua, zumos o bebidas isotónicas, ya que favorecen la rehidratación.

Recuerda beber un mínimo de dos libros de agua al día, incluso cuando no tengas sed.

  1. Cuida tu alimentación

Es fundamental cuidar la alimentación. Deben evitarse comidas abundantes y pesadas. Te recomendamos alimentos ricos en fibra como verduras, ensaladas y frutas frescas.

  1. Utiliza ropa ligera

El lino, la seda o el algodón son tejidos frescos que te ayudarán a evitar el calor. No te olvides de utilizar ropa holgada, será tu mejor aliada.

  1. Protégete del sol

Ya sabes que no es bueno estar mucho tiempo al sol, y menos entre las 12 y las 16h, cuando la radiación es más fuerte. Intenta tomarlo en las primeras horas de la mañana y no superar los 30 minutos de exposición.

No olvides utilizar crema protectora de factor +50 y aplicarla media hora antes de la exposición.

  1. No hagas viajes largos

Sabemos que disfrutar de unos días de sol y playa conllevan un tedioso viaje. Evita un largo recorrido si hace calor excesivo. Aun así, si haces un viaje largo en coche recuerda parar cada dos horas para dar un paseo de 10 minutos y aprovechar para ir al baño.

 

No olvides que el deporte más recomendable para estos meses es la natación. Además de sentirte relajada, te notarás mucho más ligera. Los ejercicios suaves de natación en la recta final del embarazo fortalecerán tu musculatura y te proporcionarán elasticidad sin necesidad de grandes esfuerzos físicos.

 

¡Disfruta del verano!