shutterstock_173523623

Comida sana para tu bebé

Tras la lactancia materna, sin duda la opción más cómoda para las mamas o  niñeras, es el uso de comida envasada para bebés (potitos, papillas..etc). Sin embargo, en los últimos tiempos, son muchas las voces que recomiendan utilizarlos, sólo en momentos puntuales.

Si eres una profesional del servicio doméstico y tienes a tu cargo un bebé, tienes que conocer, los mejores alimentos y las múltiples maneras de cocinar las primeras papillas del más pequeño de la casa.

Es necesario ofrecer papillas y purés de calidad que aporten los nutrientes necesarios para su desarrollo. Papillas con sabor como las que se hacían antaño. Los “potitos “suelen llevar gran cantidad de conservantes.

Es evidente que la falta de tiempo y la poca conciliación laboral y familiar existente, obliga a muchos padres a comprar alimentos preparados para sus hijos. Sin embargo, bastan 5 minutos para preparar una papilla llena de sabor y nutrientes, sana y de calidad. Si puedes elaborar la comida de tu bebé en casa y con alimentos de temporada, no tengas duda que será mucho más sano para su alimentación. Si tienes la suerte de disponer de una asistenta interna o externa que te ayuda en las tareas diarias, ponla al día en la elaboración de estos sencillos purés.

La alimentación infantil debe de cuidarse desde el primer momento. Recuerda que una alimentación sana y equilibrada es la base para poder gozar de buena salud y un desarrollo físico e intelectual adecuado. Elaborar la comida por ti mismo trae innumerables beneficios: sabrás cuáles son los ingredientes que se utilizaron para su preparación, además de que el ahorro será considerable.

Te damos algunos consejos para la realización de una buena papilla:

  • Es buena idea utilizar alimentos, como patata, puerro, zanahoria. Qué son muy digestivos.
  • Si le vas a incluir un alimento nuevo, dáselo durante una semana, así, si alguno no le sienta bien o presenta una reacción alérgica será fácil identificar cual ha sido el alimento que le ha hecho daño.
  • Cuando compres las verduras, no dejes pasar más de tres días para utilizarlas, ya que pierden propiedades.
  • Evita endulzar la comida y no le pongas sal.
  • Utiliza abundante agua para preparar frutas al vapor como la pera y la manzana.
  • Si congelas la comida puede durar hasta tres meses, si la guardas en el refrigerador debe de consumirse antes de tres días.

Sigue estas pautas de alimentación y tu bebé estará sano y muy bien alimentado.