¡Cuidados para el verano!

El verano es una época especial, llena de diversión y descanso, pero también con riesgos ante los que debemos tomar preocupaciones para cuidar nuestra salud.

Hoy te ofrecemos 10 tips para disfrutar del verano con precaución:

  1. Hidrátate. ¡No esperes a tener sed!

Aumenta el consumo de líquidos para mantener una hidratación adecuada.  La mejor bebida es el agua. Los zumos de fruta, la leche o sopas frías como el gazpacho nos ayudan a estar bien hidratados.

Con esto evitaremos la deshidratación y compensaremos la pérdida de agua por el sudor.

photo-1462638909718-9382a8577a76_300x200

  1. Mantén una alimentación saludable.

Durante el verano tenemos que extremar al máximo el cuidado de los alimentos con el objeto de evitar las intoxicaciones alimentarias.  Cuando vamos a la piscina o la playa tenemos que tener muy presente la importancia de conservar en frío los alimentos.

Evita comidas pesadas o copiosas ya que ralentizan nuestra circulación y aumentan nuestra temperatura corporal. Haz comidas ligeras como la fruta de temporada o verduras, proporcionan una gran cantidad de sales minerales además de una fabulosa hidratación.

photo-1418669112725-fb499fb61127_300x200

  1. ¡Ojo con el sol!

Las exposiciones frecuentes y prolongadas al sol puede ser la causa de que nuestra piel sufra daños: quemaduras, irritaciones, eritemas…Recuerda utilizar siempre un protector solar adecuado a para tu piel.

Un consejo: reduce los esfuerzos físicos cuando te encuentres al aire libre en las horas de máximo calor entre las 12.00 y 17.00 horas.

photo-1458530553242-34a1bdf98213_300x200

  1. Elige ropa clara y holgada.

Es muy recomendable utilizar ropa clara, ligera, holgada, fresca y que deje traspirar.

Los tejidos de algodón finos pueden ser una buena opción ya que no retiene el calor y transpiran mejor.

photo-1445205170230-053b83016050_300x200

  1. Utiliza protector solar

Utiliza crema solar tanto en el cuerpo como en el rostro, con un factor de protección no menor a 15. Aplícala media hora antes de la exposición solar y recuerda renovarla con frecuencia.

No olvides que la exposición excesiva al sol produce arrugas, envejecimiento de la piel, cataratas y cáncer de piel.

photo-1458076574925-117c37919744_299x200

  1. Cuida de tu vista.

El cloro es el mayor enemigo de nuestros los en verano, lo que, sumando al intenso sol, hace que nuestra vista se resiente, por lo que es clave protegerla.

Para no dañarlos, hay que llevar gafas de sol con filtros reglados.

 photo-1433643667043-663b34a5c052_300x200

  1. Cuidado con los hongos.

Durante el verano aumentan mucho los casos de infecciones por hongos que afectan a la piel, uñas y mucosas.

Para prevenir su contagio se recomienda utilizar siempre calzado en las piscinas y duchas públicas. Además de utilizar un calzado que favorezca la ventilación de los pies.

a08d0594_133x200

  1. Protege tu cabello del sol.

Los rayos UV, el viento, el agua salada, el cloro dañan nuestro cabello. No podemos evitar que se estropee, pero sí que los daños sean los mínimos.

Las frutas y las verduras contienen vitamina C y E así como beta-carotenos.  Actúan como antioxidantes protegiendo de forma natural nuestro cabello.

¡Ya no hay escusas para comer verduras!

g7MNDPP3TyS8WnRNJkQ1_DSCF0623 _300x200

  1. Cuidado con las picaduras de los insectos

En verano se multiplican los casos de picaduras de insectos. ¿Sabías que la ropa de colores vivos atrae a los mosquitos?

Se recomiendo utilizar mosqueteras en las ventanas de casa; utilizar lociones repelentes y si fuera necesario antihistamínicos para aliviar el picor.

  1. Evita infecciones en los oídos.

El calor, los baños en la playa y en la piscina los cambios de presión por los viajes…son algunos de los factores que desencadenan la infección de oídos.

Es recomendable el uso de tapones para nadar, nos ayudarán a mantener una correcta higiene evitando así la proliferación de hongos y bacterias.

 

Ya lo sabes, disfruta del verano sin descuidar tu salud.