Disfruta de tus nietos en verano

A veces los abuelos viven demasiado lejos. En los tiempos que corren, los padres de peques que tenemos a sus abuelos cerca ¡tenemos un tesoro! Si no es así el mejor momento de disfrutarlos es en las vacaciones.

Es indudable que la relación entre nietos y abuelos es muy especial. Siempre se dice que los abuelos malcrían, y están para consentir a sus nietos, pero lo cierto es que hacen mucho más. Despiertan en los niños una curiosidad diferente, y son capaces de inculcarles valores y saberes que los padres no logramos. Con ellos, aprenden a respetar más a las personas mayores, y refuerzan un vínculo que les marcará de por vida.

En los tiempos que corren, los factores familiares, laborales o socio-económicos hacen casi siempre necesaria la ayuda de los abuelos, ya sea de forma puntual o continuada. Requerir esta ayuda, hace que nuestros mayores se sientan útiles y vitales, pero también hay que pensar en que ellos, ya están en una etapa de sus vidas en la que, por lo general, ansían un poco de tranquilidad  y puede que incluso tengas que lidiar con algún achaque. Ninguna de estas cosas son muy compatibles con los niños, y aun así, en la mayoría de los casos ellos lo hacen encantados de la vida.

Para que esta “relación a tres bandas” funcione de la mejor manera posible, es necesario tener algunos puntos en cuenta.

-Si los padres dejan a sus hijos con los abuelos han de dejarles con todas las consecuencias, respetando sus decisiones y la manera en la que tratan a sus hijos. Luego no podrán recriminar nada, que para eso están a cargo de los abuelos.

-Para evitar posibles riñas derivadas del punto anterior puede resultar oportuno, de común acuerdo entre padres y abuelos, marcar unas líneas básicas que los padres deseen que los niños cumplan, por ejemplo: no comer bollería o leer todos los días.

Evita rivalizar, tenéis roles muy diferentes. Cuando vayas a por tus hijos no les preguntes si te echaron de menos o si han estado bien con los abuelos ¡obvio que sí! Pregúntales por su día de un modo en el que estimules el refuerzo positivo y nunca olvides agradecer a los abuelos su papel.

-Haz ver a tus hijos que en caso de no estar sus padres, deben obedecer en todo a los abuelos. Tienen que saber que, aunque no estéis, hay una figura con autoridad ante ellos, y hay que respetarlo.

Teniendo en cuenta estos sencillos consejos, podemos estar tranquilos de que el binomio abuelos-nietos es una de las mejores combinaciones que pueden existir. Ambos aprenderán del otro, y afianzarán una relación que perdurará para toda la vida. A loa niños les encanta escuchar como era la vida de sus abuelos a su edad, y los abuelos aprenden muchos “de estas cosas modernas” gracias a los nietos.

¡Gracias abuelos!

Recordad que los abuelos, también necesitan ayuda día a día.

En Familiafacil disponemos de los mejores profesionales para su cuidado.