Astenia primaveral, ¿Cómo nos afecta?

Con la llegada del buen tiempo es normal que empecemos a padecer cansancio y nos sintamos un poco más decaídos que de costumbre. Esto, aunque no tiene una explicación médica, si parece tener una causante: la astenia primaveral.

Los cambios de estación, sobre todo del invierno a la primavera, causan estragos en algunas personas que notan, sin motivo aparente un terrible cansancio, fatiga e incluso un poco de depresión. Estos síntomas afectan casi a la mitad de la población y no tienen una explicación científica sobre la que sostenerse.

Pero ¿qué hora es?

El cambio horario que hacemos a finales de marzo, aun pareciendo insignificante, requiere de nuestro cuerpo un periodo de adaptación mucho más largo que el que creemos hacer. Esto sumado a las horas de luz que van aumentando y a la subida de las temperaturas hace que notemos cambios en el estado de ánimo.

¡Estoy sin ganas de nada!

El cansancio no es la única consecuencia, también podemos sentir fatiga, dificultad para concentrarnos, irritabilidad falta de apetito, trastornos de sueño, dolor de cabeza, tristeza, desmotivación y disminución del deseo sexual.

¿Qué me pasa Doctor?

Pues en realidad nada. Es un trastorno que nos afectará de forma temporal y sin revestir ninguna gravedad, por lo que no es necesario acudir a ningún especialista ni tomar nada, desaparecerá sólo en un breve periodo de tiempo.

¿Quiénes lo pasan peor?

Afecta de forma más acusada a las mujeres entre 35 y 50 años, que les impide descansar bien y las hace más susceptibles. También los estudiantes, y los niños y los mayores de 65.

¿Cómo se puede prevenir?

Es muy difícil saber cuando empezaremos a notar sus efectos, aunque una dieta equilibrada y un estilo de vida activo ayudan a que no nos afecte tanto. Hacer deporte y aumentar las horas de descanso ayuda a prevenir.

Un buen aliado: la jalea real

Más allá de complementos vitamínicos que puede no ser necesariamente lo que nos venga bien, algo que sí podemos tomar es jalea o ginseng, energizantes naturales que no nos harán ningún mal.

Ya sabes, si con la llegada de la nueva estación te sientes raro y más cansado ya sabes a qué se debe, pero tranquilo que ya has visto que no es nada grave y que se pasará pronto, mientras tanto procura descansar y llevar una vida saludable.