La importancia de la seguridad en nuestro puesto de trabajo

Hoy hablamos de la seguridad y salud laboral, que es como se denomina en nuestro país a aquellas actividades que se desarrollan para garantizar la prevención de los riesgos en el puesto de trabajo.

Salud Laboral:

Para la OMS la Salud Laboral es aquella actividad dirigida a promover y proteger la salud de los trabajadores mediante la prevención y control de accidentes, y la eliminación de factores y condiciones que puedan poner en peligro al individuo en su puesto de trabajo.

Además, procura promover el trabajo sano y seguro, además de los buenos ambientes realzando el bienestar físico, mental y social de los trabajadores.

La salud laboral se construye en un medio ambiente de trabajo adecuado, con condiciones de trabajo justas donde los trabajadores desarrollen una actividad con dignidad y donde sea posible la participación de los profesionales.

Se rige bajo una normativa incluida en la Constitución Española y se ha enriquecido en el tiempo gracias al convenio de nuestro país con la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y con la entrada de España en la UE.

La LPRL (Ley de prevención de Riesgos Laborales) tiene por objetivo regular la seguridad de los trabajadores mediante la aplicación de medidas determinadas que garanticen el bienestar y la integridad física de los empleados.

Los profesionales tienen derecho a una protección eficaz, algo que es un deber para el empresario, quién queda obligado a:

  • Proteger a los trabajadores frente a los riesgos laborales, garantizando la seguridad y la salud laboral.
  • Realizar la prevención de los riesgos, integrando en la empresa la actividad preventiva y adoptando las medidas que sean necesarias.
  • Formar, informar y consultar a los trabajadores, permitiendo su participación.
  • Vigilar el estado de salud de los trabajadores.
  • Adoptar medidas de emergencia.
  • Constituir una organización preventiva y dotarla de medios.

Indudablemente el riesgo de los profesionales varía en función de la actividad que desarrollen y nadie duda que no es igual en el caso de un minero o de un bibliotecario. En cualquier caso, sea cual sea tu profesión, es importante recordar que tienes unos derechos que deben garantizar tu seguridad durante el desarrollo de tu actividad profesional, tal y como ampara la ley.

Además de este aspecto legal, te recomendamos siempre precaución y sentido común en tus quehaceres. Intenta no exponerte ni ponerte en peligro innecesariamente. Cuidado con los productos químicos (limpiadores o detergentes que puedas utilizar asiduamente), así como las fuentes de calor (cocinas, planchas) o determinadas actividades (subir a una escalera).

Lo principal es la salud y ¡en el trabajo más!

Imagen vía@ www.ictitanium.com.pe