Trucos para ahorrar agua en casa

Hoy es el día Internacional del Agua. ¡Qué afortunados somos por poder disfrutar de ella! ¿Imaginas tu vida sin el acceso al agua? Pues por desgracia mucha gente en el mundo padece su escasez.

Nosotros no sólo la tenemos con tan solo abrir el grifo, sino que muchas veces la derrochamos. Hoy vamos a ver algunos ejemplos que nos ayudarán a ahorrar agua en casa.

Ahorro en las tareas del hogar:

  • Pon el lavavajillas y la lavadora sólo cuando estén llenos, a media carga estarás desperdiciando agua y energía.
  • Si friegas a mano, enjabona y aclara todo de una vez, en  lugar de uno a uno, ahorrarás tiempo y agua.
  • Procura no perder ni una gota de agua, si bebes mucho a lo largo del día rellénate una botella para ti, en lugar de vasitos. Y si prefieres por vasos, no cojas uno limpio cada vez, aparta uno para ti y úsalo durante todo el día.
  • Usa un lavafrutas para lavar tus frutas o verduras, esa agua, puedes reutilizarla para regar, por ejemplo.
  • No descongeles poniendo los alimentos bajo el agua caliente.
  • Ajusta el nivel de consumo de la lavadora al tamaño de la carga da la ropa.
  • Revisa tu caldera, lo ideal es que no tengas que dejar correr el agua muchos rato para que salga caliente ¡se desperdician muchos litros de agua!
  • No laves siempre tu ropa con agua caliente. La ropa oscura en agua fría conserva mejor sus colores originales.
  • Si has de lavar alguna prenda a mano, no lo hagas con el grifo abierto. Usa una palangana, para enjabonarlo y para aclararlo posteriormente.
  • Si tienes que cambiar de electrodomésticos (lavadora o lavavajillas) compara el consumo energético o de agua de cada modelo. Una buena elección podrá hacerte ahorrar agua, energía y dinero.

En el baño:

  • Trata de que tus duchas sean más breves. No dejes correr el agua mucho tiempo antes de entrar, y procura que en los conciertos que das mientras te duchas no haya bises.
  • Infórmate porque hay unos adaptadores para los grifos que ahorran el consumo, son reductores de caudal o aireadores. Igualmente las cisternas suelen tener un doble botón con media y carga entera.
  • Cierra el grifo mientras te lavas los dientes, o mejor aún, lávate los dientes y la cara mientras te duchas, ahorraras algunos litros.
  • Baña a los peques juntos, ahorrarás un montón y ellos se lo pasarán en grande.
  • Si necesitas dejar correr el agua para que salga caliente, aprovecha y recoge esa que sale fría al principio para regar, el cubo de la fregona, etc.
  • No uses el inodoro como papelera, no lo es. Si tienes que tirar un kleenex hazlo a la basura.
  • Cierra el agua mientras te lavas el pelo.
  • Cierra el lavabo mientras te afeitas.

En el jardín:

  • Procura regar por la mañana o al atardecer, las temperaturas más frescas evitan que el agua se evapore.
  • Si tienes riego automático instala un sensor de lluvia.
  • A la hora de diseñar tu jardín apuesta por zonas con arbustos que requieren menos agua, y por agrupar aquellos tipos de plantas que necesiten cantidades de agua parecidas.
  • No riegues si hay mucho viento, desperdiciarás mucho agua.
  • Revisa el nivel de agua de tu piscina, no tengas algún tipo de fuga y asegúrate de que el agua esté bien bombeada.
  • Si vas a lavar el coche, hazlo con mimo, cambia la manguera por un cubo y una esponja.

Por último vigila que no tengas ninguna fuga en casa, una gota cayendo cada segundo supone casi 20 litros de agua al día ¡una lástima!

Esperamos que estos consejos te resulten útiles y te animes a ponerlos en práctica. Lo notarás y la naturaleza te lo agradecerá.