Todo lo que debes saber del cuidado de tu mascota

Tener una mascota en casa es una de las decisiones más importantes a las que muchas familias se enfrentan. Convivir con un animal tiene infinitas cosas buenas: la compañía, la alegría, la protección, pero también requiere de una dedicación y responsabilidad máximas. No podemos olvidar que son un miembro más de la familia, pero absolutamente dependiente de nosotros, para comer, para beber, para hacer sus necesidades…

Desde Familia Fácil te damos algunas recomendaciones para que los cuidados básicos de tu mascota, especialmente de tu perro, sean los correctos.

Varían en función de la edad que tenga, por ello vamos a dividir entre cachorros, perros adultos y perros mayores:

Alimentación:

  • Pasados los primeros 45 días de la vida de tu nuevo amigo, empezará a comer pienso especial para “puppies”. La cantidad que tendrás que darle variará en función de la raza, pero dicha información sueles tenerla disponible en el saco de tu pienso. Recuerda que necesitará comer más veces al día que un perro adulto, normalmente suelen ser unas 3, y coinciden con nuestras principales ingestas: desayuno, comida y cena, por lo que dicha cantidad la tendrás que dividir en tres.
  • A partir del año, ya se les considera adulto, y pueden empezar a tomar pienso de adultos. Pasarán de comer 3 veces, a 2 al día, y nuevamente la cantidad será la indicada en el saco.
  • Pasados los 9 años, se considera que el perro es ya mayor. Hay piensos específicos para esta etapa. Además, si padece alguna enfermedad, tu veterinario te mandará una alimentación específica por ejemplo baja en grasas, hipoalergénica o para diabéticos.

Vacunas y microchip:

  • Cuando cumplen un mes y medio deben empezar con sus vacunaciones. Es muy importante para poder garantizar una buena protección para su salud. Seguramente tu veterinario le suministre 3 vacunas que le protegerán contra las enfermedades más comunes. Además, por ley, le implentará un microchip. Esto no es doloroso para el cachorro, y además es fundamental en caso de pérdida, ya que su lectura permitirá su locaclización.
  • Anualmente además debemos renovar la vacuna antirábica.

Paseos:

  • Mientras sean pequeñitos es mejor que no salgan a la calle antes de haber completado todas sus vacunas. A partir de entonces, es recomendable que salgan al menos 3 veces al día, ya que aprenderán que esos son los momentos para hacer sus necesidades, además de jugar, correr, etc.
  • Los adultos, entienden estas salidas como una rutina, además de un momento que comparten con sus dueños. Les encanta, no sólo porque se mueven, hacen ejercicio, sociabilizan con otros perros, juegan, etc.
  • Para nuestros amigos de 4 patas más mayores, aunque parezcan más cansados y les veamos más “dormilones” no significa que no les siga gustando salir a pasear y jugar.

Baños:

Antes de los dos meses no es recomendable, hay que evitar posibles resfriados. Después de esta fecha no son recomendables más de una vez al mes, ya que el pelo se puede debilitar y podrían acabar oliendo peor.

Juegos:

Los cachorros, que están llenos de energía y vitalidad quieres jugar todo el tiempo, además es recomendable que tengan algun juguete para poder mordisquear, ya que están saliéndoles los dientes y esto les aliviará.

Educación:

En este tema hay que mantenerse firme desde el principio y no cesar en ello. Desde bien pequeños debemos enseñarles que es lo que no tienen permitido: subirse a sofás o camas, hacer sus necesidades dentro de casa, mordisquear muebles, etc.

Lo que aprendan de pequeños, en principio no lo olvidan, pero esto no significa que podamos dejar de educarles e insistir en ello, la constancia será siempre un punto a nuestro favor.

Visitas al veterninario:

De igual modo que tu acudes al médico a una serie de revisiones rutinarias es necesario que tu mascota acuda a su veterianrio al menos una vez al año. En esta visita puedes aprovechar para la vacuna de la rabia, que hemos visto anteriormente que es anual. Además te sugerimos que le vacunes de aquellas enfermedades que tu profesional te recomiende. En esta visita el veterinario valorará el estado general de tu amigo.

Cuando hablamos de perros mayores, lo ideal es visitar a tu veterinario al menos un par de veces al año.

Desparasitación:

Sigue las recomendaciones de tu veterinario, pero es algo muy fácil. Hay un tipo de desparasitación interna, para el que deberás tratar a tu perro con una pastilla, y otra exterior, que se trata con la aplicación de una pipeta a nivel cutáneo, generalmente desde el cuello siguiendo toda la columna. Esta última debe realizarse trimestralmente, y es vital para evitar el contagio de ciertas enfermedades graves.

Esterilización:

Esto no es importante sólo para evitar camadas indeseadas, sino que evita determinados problemas de salud como tumores en las mamas, o cáncer de útero, ovarios, próstata, etc. Además, según qué razas, debido a su tamaño, pueden sufrir mucho a la hora de dar a luz a sus camadas, y en muchas ocasiones es necesario realizarles una cesárea.

Recuerda que en Familia Fácil podrás encontrar un perfil de profesional especializado en el cuidado de tus mascotas. Si por el horario de tu trabajo o por un contratiempo no puedes tu hacerte cargo de sus paseos diarios, que sepas que podemos ayudarte y con una oferta del 50%.

No dejes de informarte en nuestra web, ¡te sorprenderás de todo lo que podemos hacer por ti!