Saber reaccionar frente a un Ictus es vital para superarlo

Hoy, 29 de octubre, se celebra el día Mundial del Ictus, y a muchos puede que ni os suene este término, pero no debemos menospreciarlo, ya que es la 3ª causa de muerte en el mundo occidental, y es vital una sensibilización en la sociedad actual.

Sus cifras, dentro de nuestras fronteras son terribles, ya que se presenta como la 2ª causa de muerte, primera entre las mujeres, y afecta a más de 120.000 personas al año, de los cuales, desgraciadamente 80.000 fallecen o sufren una discapacidad. Más de 300.000 españoles presenta alguna limitación en sus capacidades tras haber sufrido un Ictus.

Cada vez se oye más el término, pero aún hay una falta de concienciación brutal al respecto. La SEN (Sociedad Española de Neurología) alerta sobre la necesidad de conocer más sobre esta patología, sobre como reaccionar ante un posible ataque.

Algunos rostros conocidos de nuestro entorno ya han padecido a este gigante y por suerte lo han vencido. ¿Recordáis el caso de Jaime de Marichalar, o la actriz Silvia Abascal? Pues ellos sufrieron un accidente vascular cerebral, pero no son los únicos: la periodista María Escario, Sharon Stone o Kirk Duglas entre otros también afrontaron un ataque similar.

El Ictus se debe a una falta de riego sanguíneo en el cerebro causado por un bloqueo de las arterias. Como “nuestro ordenador central” no recibe los nutrientes y el oxígeno que le suministra la sangre, las células de la zona se lesionan y pueden morir.

Esta enfermedad afecta a una de cada seis personas, ¡da que pensar! Mira a tu alrededor, ¿cuántos compañeros de trabajo rodean tu mesa? ¿Seis? Pues la proporción dice que entre vosotros, a uno al menos le afectaría esta enfermedad, y más aún si eres mujer.

Reaccionar a tiempo es vital para evita las secuelas que esta enfermedad puede causar, por ello es muy importante saber diferenciar sus síntomas.

Fuente de la imagen aquí.

Una recuperación tras un Ictus es lenta, y merma las capacidades del enfermo hasta que recupera, en la medida que sea, la rutina normal de su día a día. Para facilitar esta transición, y nueva etapa en Familia Fácil tenemos un perfil de empleado del hogar, capacitado para hacer más fácil ese día a día. Si necesitas alguien que te ayude, o que ayude a un familiar, no dejes de consultarnos.