¿Tú que valoras más de tu trabajo?

Hace tan sólo unos días nos sorprendíamos con los datos que arrojaba una encuesta elaborada por el gigante The Boston Consulting Group (BCG) sobre los factores que más valoran los trabajadores de sus puestos. Los datos son, cuanto menos, insólitos, y en Familia Fácil nos han hecho darnos cuenta (una vez más) de la importancia de la conciliación para las empresas.

¿Que preferimos? Aumenta la tendencia de apostar por los factores que faciliten la flexibilidad.

Uno de los datos más sorprendentes que podemos observar en los resultados de estos encuestados es que cada vez dan más importancia a aquellas recompensas o factores más flexibles, frente a aquellos, como puede ser el sueldo, que a simple vista parecería lo que más preocupa a los trabajadores.

Para todos los encuestados prima algo sobre todo lo demás, y es tener un trabajo que les guste y les haga felices, y en el que se sientan reconocidos por aquello que desempeñan.

Cuando las personas se sienten apreciadas , y perciben de sus jefes una actitud positiva, su “cohete de emoción y satisfacción laboral despega” y esto se traduce en una mejor relación con la empresa, y mayor motivación en sus tareas.

Un buen ambiente de trabajo es fundamental

Además de tener un trabajo que gratifique a cada uno, se valora muy positivamente desarrollarlo en un buen ambiente. No sólo tener una buena relación con los colegas, sino también con tus jefes. Las técnicas de trabajo en equipo son algo que fomenta la empatía y la multidisciplina entre compañeros. Respecto a la figura del superior, valoran mucho tener una relación cordial, ya que de ellos se puede aprender y crecer.

Algo que para la mayoría sigue siendo importante, es la posibilidad de ese aprendizaje como parte de su desarrollo profesional. Una formación constante que mantenga a la plantilla “actualizada” en los avances de su sector.

Cómo afectan nuestra edad/situación personal a nuestras prioridades y nuestra relación con el trabajo

Hay algunos factores que se vislumbran más cambiantes en cuanto a las prioridades de cada uno y eso se debe, fundamentalmente a la edad que tengamos (que marca la etapa vital en la que nos encontramos).

Dichos factores, suben y bajan en esa lista de atributos deseados de nuestro puesto ideal, a medida que los trabajadores escalan en sus carreras y ganan experiencia.

Por ejemplo, el desarrollo profesional va perdiendo fuerza como una prioridad una vez que los trabajadores pasan la treintena, etapa en la que empiezan a dar mucha más importancia al equilibrio trabajo-vida, a la conciliación. Esto se subraya en las épocas de crianza de los hijos, y disminuye pasada esta. A medida que esas obligaciones familiares tienen menos carga para el trabajador, este vuelve a cambiar sus prioridades y retoma esas relaciones laborales y centra más sus intereses.

Nuestra posición dentro de la jerarquía de la empresa, obviamente también influye. Si estamos en la base de esa jerarquía, valoramos mucho la relación con nuestros iguales, con los colegas de trabajo, mientras que cuanto más vamos escalando en esa jerarquía, no valoramos sólo a nuestros iguales, si no a aquellos directivos que están a un nivel superior al nuestro.

Dependiendo de la naturaleza de nuestra tarea en la empresa hay otro factor que nos preocupa, y es la seguridad laboral, sobre todo si nuestra función es manual. Esto es algo que también importa a la empresa, aunque bien es cierto que para ella otra de las cosas que influye es ser capaz de retener en su plantilla con un talento excepcional, algo que sin duda será la tarea más ardua para los departamentos de RRHH en los próximos años.

A continuación, una tabla en la que se recogen las preferencias de los encuestados. Los resultados se dividen en medidas complementarias (color salmón), ambiente de trabajo (color verde), posibilidad de crecer dentro de la empresa (color azul) y la reputación e imagen de nuestra empresa (color gris).

Captura de pantalla 2015-10-28 a la(s) 12.19.47

¿Qué os ha parecido? ¿Os sentís identificados?

Fuente de la información aquí