Especial Halloween: Convierte tu casa en la casa del terror

Hay infinidad de manualidades y DIY que hacer para decorar un poco nuestra casa el día de Halloween. En Familia Fácil hemos seleccionado algunos de ellos que creemos que son fáciles y divertidos para hacer en familia. ¡Esperemos que os gusten!

¡Unas bolsas para las chuches aterradoras!

La bolsa para caramelos más aterradora.

La bolsa para caramelos más aterradora.

Mira que original esta divertida bolsa para los caramelos de los niños ¡y no puede ser más fácil!

Basta con tener a mano unos guantes quirúrgicos (si son de nitrilo mejor que de latex). Rellénala con las chuches más terroríficas que encuentres, arañas, gusanos, dientes,…

Para cerrarla prueba con un lazo como en la imagen, o un poco de gasa para darle un toque aún más tétrico. En el borde puedes usar mercromina, o pintura a modo de sangre ¡les encantará!

¡Rodeados de murciélagos!

Geniales y facilísimos.

Geniales y facilísimos.

Si en casa sois de los que recicláis a tope os encantará esta propuesta. ¡Eso sí!, empezad a guardar ya los rollos de papel higiénico gastados, porque eso es exactamente lo que son estos divertidos murciélagos.

Basta con pintarlos de negro (acuarelas, pintura acrílica, o rotulador) y doblar con cuidado los extremos dejándolos cerrados. Con una cartulina recorta sus alitas y pégalas en el reverso. Los ojos, puedes hacerlos con tipp-ex por ejemplo, o comprar unos ojos adhesivos muy divertidos que hay.

Combina más colores ¡no sólo el negro!: el naranja, el morado y el rojo son tonos muy fantasmagóricos. Úsalos para guardar caramelos, mensajes secretos, o simplemente para jugar con ellos.

¡Boo…no estamos solos!

El resultado es fantasmagórico.

El resultado es fantasmagórico.

Nuestra última propuesta es este fantasmita. El resultado es fabuloso, y a los niños les encantará participar en su creación. Necesitaréis tela de gasa, un globo, un jarrón, un spray de agua con almidón para la ropa, o en su defecto cola blanca.

Hincha el globo y ponlo en el jarrón, esta “estructura” será el cuerpo de nuestro errante amigo. Cúbrelo con la gasa y deja el sobrante abullonado como se ve en la imagen.

A continuación espolvoréalo de forma abundante con el spray de almidón, y deja secar o acelera el secado con un secador de pelo. Si no encuentras almidón, puedes hacer una mezcla de cola blanca y agua y meter la tela de gasa en ella, cuando esté bien impregnada colócala sobre el globo y déjala secar.

Para los ojitos de nuestro fantasma puedes usar filtro negro o cartulina. Cuando esté seco, puedes retirarlo de la estructura que hemos utilizado y ¡disfrutar del resultado!

¿Te animas a probar con alguno de estos DIY que te recomendamos? ¡No encantará ver el resultado!

Imágenes obtenidas en Pinterest y n el Blog Detallefemenino.