Cuidar alimentación mayores

Cómo cuidar la alimentación en la tercera edad

Queramos o no, siempre se nota de alguna forma que hemos disfrutado como nunca del verano, las tapas, las cervecitas en el chiringuito de la playa…. Sí, y esos kilitos de más que no pasan desapercibidos. Para tus mayores tampoco. Aunque no tengan tanta “vida social” y no salgan como tú, ellos en casa también descuidan su alimentación bastante con el calor y el cansancio típicos de la época. Por eso hoy tratamos este tema: la alimentación en la tercera edad. Pero necesitan nuestra ayuda para conseguir “recuperar su figura” y mejorar su salud y bienestar. ¡Veréis los resultados en seguida!

Hasta aquí todo bien… Pero en el momento de la verdad, nos encontramos un problema con el que seguramente ya te hayas topado: ¡NO! Esa negación que tanto les gusta para excusarse, acompañado de… “Yo ya no estoy para hacer ejercicio” o “Si yo tuviera tu edad…” No pretendemos que vayan a hacer la media maratón, ni que pasen tres horas diarias en el gimnasio. Desde casa, con una alimentación saludable y controlada, y un poco de ejercicio, pueden recuperar perfectamente su “tipín”.

cuidador de mayores familiafacil

Cada vez son más las personas mayores que cuidan su alimentación.

Además de la estacionalidad, como afirma una nutrióloga mexicana, “Los cambios que se presentan en esta etapa de la vida son pesar menos o más de lo debido, el organismo tiene deficiencia de agua y proteínas, aumenta el contenido de grasa y se pierde calcio, así como menor capacidad física, mayor propensión a contraer enfermedades como diabetes, hipertensión, cáncer, obesidad, problemas del riñón e hipercolesterolemia”.

Seguro que no necesitas más motivos para empezar a cuidar a tus seres queridos, sean mayores o jóvenes, y a ti mismo. Para que esta tarea sea más sencilla, te damos unos consejos muy importantes que las personas mayores suelen desconocer, bien porque no tienen ganas de cocinar y comen lo primero que ven o bien porque nadie les ha informado y no saben qué están haciendo mal ¡Apunta!

1. Cuidado con lo que comemos

Esto no es nada nuevo. Siempre que queremos perder peso lo primero que hacemos es dejar de comer. No desayunamos, no cenamos o comemos de manera irregular. Este es un grave error bastante común que no tiene ningún tipo de beneficio. Perder peso no significa no comer. Perder peso quiere decir tener una buena alimentación y comer cinco veces al día, sin pasar hambre. Los mayores suelen tomar comidas preparadas y dulces. Esto, a corto y largo plazo puede originar enfermedades de corazón o hipercolesterolemia, que unido al sedentarismo habitual, completan una bomba de relojería que tenemos que ayudar a desactivar. Por eso, es muy importante que los mayores mantengan una buena alimentación, aunque muchos de ellos ya no pueden cocinar o no saben cómo hacer comidas sanas. Ahora un cocinero a domicilio puede ir a su casa y preparle la comida de toda la semana para que pueda mantener una buena alimentación sin tener que pisar la cocina.

2. El agua, nuestro fiel compañero.

En verano, beber agua se convierte en un placer del que no podemos prescindir, ya que nos ayuda a mantenernos hidratados y con energía para soportar las altas temperaturas. En invierno sin embargo, se convierte, para muchos mayores, en algo imposible de cumplir. Tanto, que los dos litros de agua recomendables al día, se reducen a dos vasos de agua. Por eso, aunque no sea bebida, hay que consumir alimentos que tengan mucho agua, como lechuga, tomate, fruta, acelgas… También pueden preparar diferentes sopas que ayudarán a nuestro reto de cuidar la alimentación.

3. Deporte

No, no sirve verlo en la tele tumbado en el sofá. Toca ponerse las zapatillas de deporte y salir a la calle a moverse. A veces las personas mayores y el deporte no son buenos amigos y tenemos que ayudarles a encontrar la motivación que les falta, pero sobre todo el deporte que pueden practicar sin problemas. Desde clases de baile, natación, o un paseo por el parque es suficiente. Con solo 30 minutos de ejercicio al día empezarán a ver rapidamente cómo se sienten más ágiles y vitales.

Si quieres que tus mayores sigan en plena forma y se sientan mejor, recomiéndales estos consejos que harán que se sientan mucho más vitales, y además, tú también puedes empezar a seguirlos desde ya.