Excepciones en la aplicación de la ley de servicio doméstico

No todas las personas que trabajan en el domicilio familiar, son consideradas como empleados del hogar, y por consiguiente, no se rigen por la ley de servicio doméstico.

 

Es el caso de los estudiantes de intercambio así cómo cualquier persona que se alojan por tiempo determinado, en el domicilio familiar, y que realizan algunos trabajos en el hogar ( limpieza, cuidado de niños, enseñanza..etc). Este tipo de relación es la conocida como “au pair” ( a la par), y no implican en ningún modo, una relación laboral.

mano firmando 2

Tampoco se rigen por esta ley, las personas contratadas por instituciones públicas o privadas que se ocupan de personas en situación de dependencia. Estos casos están expresamente excluidos. En este caso, la relación laboral se da entre el trabajador y la institución pública o privada, que es la que organiza el trabajo y el salario. Estas personas están consideradas como cuidadores profesionales. La atención a las personas en situación de dependencia en estos casos se rige por la Ley 39/2006, 14 de diciembre.

 

Se excluyen también de esta ley, la realización de tareas domésticas entre familiares, a no ser que el familiar , tenga una relación de parentesco, pero más lejana que las establecidas y, además, perciba un salario por el trabajo que realiza, entonces sí que existirá relación laboral al servicio del hogar familiar. Si la persona que realiza el trabajo es un familiar que convive en el domicilio del empleador y es su cónyuge o pareja de hecho o bien está emparentado con el empleador por relación de consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado (hijos, padres, nietos y abuelos, así como los cónyuges de estos) no puede existir relación laboral entre los mismos y tampoco puede haber relación laboral al servicio del hogar familiar.

 

Si te ha resultado útil este post, puede que también te interese: ¿ Pueden las empresas contratar empleados del hogar?

Fuente:

Ministerio de Empleo y Seguridad Social.