Internas, externas, niñeras… ¿ por qué no siempre encajan?

Encontrar a la persona que encaje perfectamente en el perfil de nuestra familia, y que satisfaga todas tus necesidades, es un desafío. Por desgracia, no tenemos una varita mágica para ver  cómo va a funcionar  la persona elegida, ya que sólo le hemos hecho una entrevista y llamado a la familia en la que antes ha trabajado. Pero, a veces, lo que es estupendo para un tipo de familia, no lo es para otra. Así que las referencias, tampoco son sinónimo de éxito .

Gracias a mi experiencia de varios años en el campo del servicio doméstico, he llegado a la conclusión, que hay una serie de características que se repiten  para que  una empleada del hogar , acabe abandonando nuestra casa.

Estas son generalmente, las  principales causas de que prescindamos de empleadas internas, externas , cocineras, cuidadoras de niños, matrimonios domésticos…etc.

servicio domestico

  • La imprudencia –Las familias esperan que el trabajo sea realizado de un modo profesional.  Una cocinera, no puede dejar la olla al fuego y marcharse a la compra. Una canguro no puede dejar a unos niños solos e irse a hablar por el móvil. Una empleada del hogar, no puede limpiar el suelo de madera con lejía. etc…
  •  Falta de seriedad en el trabajo – Otra de las razones  para que las familias despidan a su empleada, es la falta de seriedad.  Si llegar tarde al trabajo se convierte en una costumbre, o no se realizan a diario las tareas asignadas, la familia no estará contenta con el trabajo que desempeña la empleada aunque sea muy buena planchando las camisas.
  •  La pereza – Limpiar una casa es un trabajo duro. Por eso las familias están dispuestas a pagar a alguien para hacerlo. Una persona perezosa, no durará mucho en este tipo de trabajo.
  • Falta de confianza – La confianza es un factor muy importante para las familias. Un perfecto extraño entra en tu casa, cuida de tus hijos…y muchas veces sin supervisión.  A la  primera señal de que el servicio doméstico no es  fiable, pondrá en alerta a la familia. Las mentiras o las trampas, acaban deteriorando la relación y normalmente terminan en despido..
  • Conflictos en el estilo de vida  – A veces los empleados en servicio doméstico están haciendo un trabajo excelente, pero la familia no está contenta con ellos debido a conflictos en el estilo de vida . Esto pasa, en muchas ocasiones, cuando contratamos extranjeros. Su cultura es diferente y a veces la adaptación a la nuestra es complicada.
  • Empleadoras demasiado exigentes– Algunas amas de casa puede llegar a ser un poco exigentes con la empleada de servicio.  A veces se pretende que la casa esté  muy limpia a la vez de que el bebé esté bien atendido y que los niños mayores hagan las tareas…
  • Falta de comunicación entre la familia y la empleada – Muchas veces las familias no esté satisfechas con sus empleadas debido  a una falta de comunicación. Hay que tener en cuenta que incluso la más profesional de las empleadas internas, no tiene el poder de  leer la mente. Las familias deben tener claro lo que esperan de la persona que contratan para limpiar su casa y hacérselo saber.
  • Sobrecarga de trabajo – Para las familias contratar servicio doméstico resulta una opción cara, por lo que quieren sacar todo el jugo posible a su dinero y por lo tanto,  la sobrecarga de trabajo del empleado a veces, existe.
  • Prioridades sin clarificar – Otra razón por lo que el servicio doméstico no funciona es la poca clarificación de las prioridades de la familia, por lo que deben establecerse prioridades en cuanto a qué es lo más importante y lo que se puede dejar para cuando haya  más tiempo.
  • Problemas con el aprovisionamiento – La empleada del hogar, tiene que tener los medios necesarios para poder realizar su trabajo de manera satisfactoria. Esto incluye, un buen equipo de limpieza, unas buenas ollas para la cocina, detergente para la lavadora…etc. Si no se le suministran correctamente, no va a realizar su trabajo con diligencia.

En resumen: la mayoría de las familias quieren una persona de servicio doméstico que ofrezca confianza, y que hagan un trabajo profesional. Que la casa esté limpia a su vuelta del trabajo para poder relajarse y disfrutar del tiempo con su familia.  No quieren estar constantemente preocupados con problemas que puedan surgir con las empleadas.

Si estas considerando trabajar como empleada del hogar, recuerda que se buscan profesionales de confianza, trabajadores y con buenas habilidades de comunicación. Si cumples estos requisitos, en familiafacil te damos la opción de encontrar un empleo. Miles de familias buscan a una persona como tú.