La enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de demencia y, en general, afecta a las personas mayores de 65 años.

Muchas veces, la familia, cuidadores y médicos no prestan atención a las primeras señales de que la enfermedad existe, pues se puede confundir con cambios propios de la edad.

Es importante conocer los síntomas de la enfermedad, para poder tratarla de forma precoz.

Lo primero que hay que tener en cuenta, es cualquier tipo de cambio en la conducta del anciano , por leve que pueda parecer.

Cuando se habla del Alzheimer, lo asignamos a la pérdida de memoria. Pero no es este el único síntoma, sino que abarca muchos más .

Los primeros síntomas de la enfermedad son los siguientes:

  • Pérdida de destreza que anteriormente sí tenía para hacer una determinada actividad.
  • Pérdida de la capacidad y disposición para hacer cosas.
  • Pérdida del sentido de la orientación: espacial y temporal.
  • Pérdida de memoria: se le olvidan dónde colocó sus cosas, citas, lo que ha dicho hace poco, lo realizado solamente un rato antes,etc…
  • Lenguaje poco fluido. Le cuesta expresarse.
  • No cumple los deberes elementales,  como normas y costumbres de cada día.
  • Dificultad para pensar en abstracto.
  • Tiene dificultad en la manipulación de objetos, y los gestos tampoco son fluidos.
  • Falta de interés y dificultad para concentrarse mentalmente en algo.
  • Reservado con el trato hacia los demás.
  • Cambios bruscos y sin motivos en su estado de humor, tendiendo a estar malhumorado.
  • Se pierde la noción de sí mismo, lo que da lugar a cambios continuos de la personalidad.

Como tratar un paciente con Alzheimer:

Tanto si eres familiar, cómo la persona encargada de su cuidado debes de tener en cuenta de que necesita unas pautas diarias para llevar lo mejor posible su enfermedad:

  • Háblale muy despacio y mirándole a la cara.
  •  Llena tu casa de  relojes, calendarios..
  •  No realices grandes cambios en la decoración de la casa.
  •  Procura que exista una monotonía a la hora de las comidas, la hora de dormir….
  •  Si se pone agresivo, permanece tranquilo e intenta no reñirle.
  •  El calzado y la ropa que sea cómodo para que se pueda vestir y desvestir del modo más fácil.
  •  No dejes que salga solo de la casa y trata de que lleve siempre encima un documento con su nombre, una dirección y un teléfono, por si acaso. (Puedes comprarle una medallita en la que sus datos personales sean visibles)
  • Por la noche, puede ser útil una luz suave, para no permanecer totalmente a oscuras.

La enfermedad del Alzheimer, es una enfermedad, muy dura, tanto para los pacientes, cómo para la familia. Si necesitas ayuda, es importante que encuentres un buen profesional. No sólo el enfermo necesita cuidados. Muchas veces las personas que están a su lado tambien necesitan apoyo externo.

El Alzheimer necesita grandes dosis de paciencia y mucho, mucho cariño.