contrato empleada de hogar familiafacil

Novedades del régimen especial del servicio del hogar 2011

NUEVA REGULACION DE LA RELACION LABORAL ESPECIAL DEL SERVICIO DEL HOGAR FAMILIAR

(Conforme al real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre)

La nueva regulación de la relación laboral especial del servicio doméstico,  publicada el 14 /11/2011, entra en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE (17/11/2011) y, de conformidad al apartado 5 de la disposición adicional trigésima novena de la Ley27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social, surtirá efectos desde el 1 de enero de 2012.

Las novedades que introduce este Real Decreto serán de aplicación a los contratos vigentes a la fecha de entrada en vigor del mismo (18/11/2011), si  bien la  nueva  cuantía indemnizatoria prevista para el  caso de extinción del contrato por desistimiento únicamente se aplicará a los contratos concertados a partir de la fecha de entrada en vigor.

Se establece el plazo de un año para que los empleadores procedan, en los casos contemplados en la nueva normativa, a la formalización por escrito de los contratos de trabajo vigentes así como para cumplir con la obligación de informar al trabajador sobre los elementos esenciales del contrato.

Esta reforma se une a la nueva regulación en materia de Seguridad Social, por la que se integra el anterior régimen especial (Régimen Especial de Empleados del Hogar de la Seguridad Social) dentro del Régimen General,  efectivo a partir de 1 de enero de 2012.   De conformidad al artículo 2.1 b) de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, se considera relación laboral de carácter especial la del servicio del hogar familiar.

Las novedades en este régimen especial del servicio del hogar familiar son principalmente:

Formas de contratación.  Se permite expresamente, además de la contratación directa y por medio del servicio público de empleo, la intervención de agencias de colocación debidamente autorizadas.

Forma del contrato.  El contrato puede formalizarse por escrito o verbalmente, si bien se exige la formalización por escrito siempre y cuando lo requiera, por disposición legal, una modalidad contractual determinada, y, en todo caso, cuando el contrato sea de duración determinada por periodo igual o superior a 4 semanas.  Salvo pacto escrito en contra, se presume por tiempo indefinido y jornada completa cuando la duración exceda de 4 semanas, salvo prueba en contra de temporalidad o tiempo parcial. Se adjunta ANEXO I, modelo de contrato.

Duración.  Se aplica a este régimen especial la regla general de la presunción del carácter indefinido, con remisión expresa al Estatuto de los Trabajadores para la contratación temporal.

Periodo de Prueba: Deja sin efecto los 15 días de periodo de prueba que se presumía con la regulación anterior, remitiéndose ahora a la regla general del Estatuto de los Trabajadores (Artículo 14), con un máximo de 2 meses.

empleados del hogar

Derechos y Deberes Laborales: se recoge expresamente la aplicación a este régimen especial de los artículos 4 y 5 del Estatuto de los Trabajadores (derechos y deberes básicos de la relación laboral común).

Salario: Se incluyen como principales novedades:

  • Retribución en metálico.  Garantía de la retribución en metálico del salario, en cuantía no inferior al salario mínimo interprofesional, en proporción a la jornada de trabajo.   Siendo para el año 2011 en cuantía de 8.979’60.- euros.
  • Retribución en especie.  Se equipara a la normativa general común el porcentaje máximo de prestaciones en especie al 30% del salario total (antes el 40%).
  • Incrementos salariales.  Se fijarán de común acuerdo por las partes, y a falta de pacto, se remite al incremento aplicable según la estadística de los convenios colectivos del mes en que deba efectuarse la revisión;  Queda sin efecto la norma que establecía el incremento salarial proporcional a la antigüedad del trabajador.
  • Pagas extras.   La anterior regulación contemplaba dos medias pagas semestrales en metálico;  La nueva regulación establece también dos pagas semestrales, si bien la cuantía será la pactada entre partes,  con la única limitación de que el salario anual percibido no pueda ser nunca inferior al salario mínimo interprofesional.
  • Recibo. Se exige recibo de salario individual  justificativo del pago.  Adjuntamos en el ANEXO II un modelo de recibo de salario.

Tiempo de trabajo. En esta materia, las principales novedades son:

  • Horario.  La fijación del horario será de común acuerdo entre partes, siendo antes una potestad unilateral del empleador.
  • Descanso entre jornadas.  Se incrementa el  descanso entre jornadas, pasando de 10 a 11 horas el descanso mínimo para los trabajadores externos, y de 8 a 10 horas el tiempo de descanso para el personal contratado en régimen interno.
  • Descanso semanal. El  descanso semanal mínimo se mantiene en 36 horas, si bien como novedad, se establece el carácter consecutivo de este periodo de descanso (Antes solo se exigía 24 h consecutivas), comprendiendo como regla general la tarde del sábado o mañana del lunes y el domingo completo.
  • Permisos y fiestas.  Disfrute de permisos y fiestas laborales, se aplica íntegramente el artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores, que permite el ejercicio de derechos vinculados a la conciliación de la vida profesional, familiar y personal de los empleados de hogar en términos de igualdad con al relación laboral ordinaria o común.
  • Vacaciones.  Se mantienen los 30 días naturales, de los cuales 15 días han de ser continuados, no obstante, ahora se establece que serán fijadas de mutuo acuerdo, siendo en caso de desacuerdo fijadas 15 días por el empleador y el resto por el empleado, comunicándose con dos meses de antelación, y se establece que el trabajador decidirá libremente en que lugar desea permanecer durante sus vacaciones, sin obligación de acompañar a la familia.
  • Tiempos de presencia.  La nueva normativa reconoce expresamente que los tiempos de presencia pactados han de ser compensados con tiempo de descanso equivalente o, en su caso, retribuido en los términos pactados, siendo su pago en metálico y a precio no inferior a la hora ordinaria.

Extinción del contrato. La  extinción del contrato se modifica,  remitiéndose ahora a las causas del  artículo 49 del Estatuto de los Trabajadores (excepciones: despido colectivo, despido objetivo y fuerza mayor), salvo  el despido disciplinario y el desistimiento,  que se mantiene  como modalidad concreta  aplicable a esta relación laboral especial, con las siguiente modificaciones:

  • Desistimiento. Se mantiene como modo de extinción del contrato por el empleador sin necesidad de causa alguna, y en el momento que considere oportuno preavisando con 20 días (en caso de que la relación laboral supere el año) ó 7 días (si no alcanza la duración de un año).   Se exige la comunicación por escrito de la decisión de desistir de la relación laboral, con manifestación clara e inequívoca de que la causa de la extinción es el desistimiento y no otra. La indemnización a abonar en este supuesto, simultáneamente a la comunicación, se  incrementa, pasando de siete a doce días por año de servicio, con el límite de seis mensualidades.  En caso de incumplir la formalidad escrita o no poner a disposición del trabajador la indemnización simultáneamente, se considerará despido y no desistimiento  (Véase ANEXO III: modelo comunicación desistimiento).
  • Despido disciplinario.  Se mantiene  la  regulación existente, debe notificarse por escrito alegando causa concreta y, en caso de ser declarado improcedente, la indemnización, siempre en metálico, será la equivalente a 20 días naturales multiplicados por el número de años de servicio, con el límite de 12 mensualidades (Véase ANEXO IV: Carta de despido).

Comunicación de los contratos.  Se contempla la competencia de la Tesorería General de la Seguridad Social de efectuar la comunicación al Servicio Público de Empleo sobre el contenido de los contratos y su terminación, reduciéndose las cargas administrativas para los empleadores.