Decoración navideña en el hogar

Solemos referirnos al cuidado del hogar como aquel conjunto de actividades que tratan de “tenerlo todo en orden”, de que no falte ningún aspecto de los que denominamos básicos; un refrigerador con lo esencial, unos muebles limpios, un orden adecuado….

Sin embargo, imaginamos que estáis con nosotros en que también podemos utilizar el término cuidado del hogar para aludir además a todas aquellas tareas que no hacen más bello, más cercano, un poco más nuestro.

Se acercan las fechas más apropiadas para convertir el cuidado del hogar en algo entrañable, algo con lo que disfrutar toda la famila. Por eso os animamos a decorar la casa para Navidad junto a vuestros hijos, que no sea un mero trámite, que sea una mañana de disfrute. Os hacemos una propuesta de los pasos a seguir:

Primero el cabeza de familia madruga y baja a la churrería más cercana a por unos churritos con chocolate que ya tiene preparados para cuando se levanten los niños. Además, ya de paso, baja al cuarto trastero a por las cajas en las que se guarda todo lo referido a estas fechas.

Luego la cabeza de familia, que suele ser la mejor para estas cosas, organiza las tareas y a cada uno le atribuye una o varias, llevando mucho cuidado de que los niños hagan cosas similares, no vayan a empezar a pelearse y se termine la bonita sesión.

Ojo con la altura a la que se coloca el Belén si hay niños pequeños, puede convertirse en la nueva granja de los clics de famovil…. Bueno, hasta aquí una bonita jornada que debería terminar con un buen aperitivo, pero creemos que cada año hay que comprar nuevos adornos navideños, así que para la semana que viene os emplazamos a hacer una excursión al efecto… Feliz semana y feliz cuidado del hogar.