Preparando Halloween con niños

La fiesta de Halloween, se celebra en la noche del último día de Octubre, víspera de la fiesta de todos los Santos.

Seguro que cada año te gusta preparar esta fiesta tan divertida pero a veces te estresas con los preparativos para los niños.

En esta ocasión, y si tienes la oportunidad, te invitamos a que la organices con la empleada del hogar o con la niñera.

halloween

Uno de los puntos importantes a tener en cuenta a la hora de organizar una fiesta es conocer el presupuesto con el que cuenta para gastar.

Si quieres reducir el presupuesto de tu fiesta, puedes optar por una fórmula más “colaborativa” o de participación de los invitados, aportando cada uno de ellos, con una organización previa, alimentos, bebidas e incluso material para la decoración. Esto puede hacerte reducir considerablemente los costes de tu fiesta de Halloween.

En el caso de fiestas infantiles, hechas a media tarde, o al final de la tarde,  puedes servir alimentos que sirvan de merienda-cena a los niños. Bebidas naturales como zumos, agua y refrescos. La empleada del hogar o el personal doméstico puede ayudarte a hacer algo más sofisticado ya sea frío o caliente para los adultos, como unos canapés originales que también estén decorados con motivos de Halloween.  Si necesitas ayuda con los niños siempre puedes contar con la ayuda extra de un canguro o estudiante que te eche una mano.

Involucra a tus hijos y a la niñera en la planificación de la fiesta. De hecho, si lo preparas con tiempo, puede ser una actividad para los niños por las tardes y seguro que disfrutan mucho más de la fiesta al sentirse partícipes de algo tan creativo como la decoración.

Otra actividad que pueden realizar los pequeños con su cuidadora es la creación de las invitaciones. Podéis comprar cartulinas naranjas y recortarlas con forma de calabaza y pintarlas con un rotulador negro.

Ten en cuenta también estos consejos prácticos:

– Para la fiesta infantil prepara unas bolsitas con un pequeño surtido de dulces, para dar a cada niño. En la de los adultos puedes hacer lo mismo pero con otros elementos de broma o un poco más divertidos.

– Si en tu zona no se aparca con facilidad, puedes indicar de forma adjunta a las invitaciones, los espacios abiertos y parkings más cercanos a tu residencia, para facilitar este trámite a los invitados.

– Si puedes, organiza un pequeño guardarropa para evitar un cúmulo de prendas de vestir y de abrigo amontonadas sin ningún tipo de control.

Resumiendo, trata de controlar todos los aspectos de la fiesta y apóyate en el personal doméstico para que la fiesta sea un éxito y si aún no dispones de esta ayuda, recuerda que la encontrarás de una forma rápida y sencilla en Familia Fácil.