Consejos para las niñeras y empleadas del hogar(I) Cómo acostar a los niños

Es la hora de llevar a los niños a la cama y la ausencia de los padres en ese momento, puede llegar a ser traumática para los pequeños. Aquí podrás encontrar algunos consejos prácticos que puedes darle a tu niñera, canguro o empleada del hogar, sobre la manera de conseguir que tus hijos se vayan a la cama con el mínimo esfuerzo.

bebe a domir

– Todos los niños tienen un ritual especial para acostarse. Házselo saber a tu niñera. Por ejemplo: contarle su historia favorita o dejarle escuchar la música que le gusta.

– Sería una excelente idea grabar tu voz mientras estás leyendo la historia o el libro favorito de tu hijo, para que el niño pueda escucharlo cuando no estés en casa a la hora en la que tenga que irse a dormir.

– Pídele a la canguro que vaya temprano a casa para que tanto tú como tu hijo podáis conocerla juntos, si es que antes no ha habido oportunidad. Esto reforzará en la mente del niño la idea de que su cuidadora es una persona en la que puede confiar y con la cual será agradable pasar algunas horas.

– A veces, nos surge un imprevisto que nos impedirá estar en casa a la hora en la que el niño tiene que irse a dormir. Es muy bueno que tanto tú como tu pareja le expliquéis, de una forma sencilla y tranquila, quién será la persona que vendrá a cuidarle. Si es posible, permítele elegir quién será su niñera. Además debe saber que le llamaréis por teléfono para darle las buenas noches y para saber cómo se siente.

– Algunos niños utilizan el llanto para llamar la atención. Explícale a la empleada del hogar cómo son esos llantos y cómo es mejor que actúe ante esa situación de manipulación por parte del pequeño.

– Es importante no estimular a los niños antes de irse a dormir. Indícale a tu canguro que no debe darle nada con azúcar media hora antes de ese momento.

– Para terminar, este es el consejo favorito de Familia Fácil: la niñera puede irse con tus hijos a la habitación y con las luces apagadas o una luz tenue, hablar durante unos minutos con los niños preguntándoles sobre su día, sobre qué es lo que más les gustó, sobre el colegio, sus amigos, etc. y antes de que se duerman, enseñarles a dar las gracias por todo lo que les rodea.