Consejos para dejar a tu bebé por primera vez con la niñera o empleada del hogar

Seguramente sea un momento complicado el primer día que decides dejar a tu bebé al cuidado de una niñera o persona de servicio doméstico, pero estamos convencidos de que has hecho una gran selección o has utilizado Familia Fácil para realizarlo, por lo que debes tener plena confianza.

Te dejamos aquí nuestros consejos:

– Es bueno que tu hijo pase cierto tiempo con la niñera durante varios días seguidos antes de quedarse solos. Si esto no fuera posible, lo mejor es que ella acuda unas horas antes para ir familiarizándose con el bebé.

– Mientras estáis los tres juntos, mantén a tu hijo en brazos y habla con la cuidadora. En algún momento, el bebé querrá jugar o acercarse a ella. Hazlo todo de una forma natural para que el pequeño no note nerviosismo.

– Cuando el bebé parezca sentirse cómodo con la situación, puedes dejarlo en el suelo entre la cuidadora y tú y puedes traer su juguete favorito. Es el momento de invitar a la niñera a que se acerque poco a poco hasta que acaben jugando los dos con el juguete. Si tu niño parece estar a gusto, en su compañía, podrás irte retirando poco a poco.

– Para reforzar el punto anterior, sal de la habitación donde os encontréis y observa lo que sucede. Si el bebé no nota tu ausencia, eso es la señal de que puedes retirarte tranquilamente.

Esto mismo, lo puedes aplicar en cualquier otra situación en la que tengas que dejar a tu hijo en la casa de algún familiar, un amigo o un vecino.

Muchas veces y siempre con una buena intención, los adultos intentamos coger al bebé o hacerles ruíditos graciosos, alejándolos de la mamá y a ellos no les resulta agradable, ya que necesitan tiempo para familiarizarse con la gente y es muy probable que reaccionen si se le acercan demasiado o  les alejan de su mamá.

Ahora ya sólo queda que pongas a prueba estos consejos y nos cuentes qué tal fue la experiencia o nos comentes qué otros consejos serán útiles para otras familias en tu misma situación. Y no te olvides de dejar por escrito a la cuidadora, todos esos detalles de tu pequeño que seguro te agradecerá.